Cuando el arte no es lo que se supone…

Aunque el arte de la pintura es bastante antiguo y uno de los primeros que el hombre practicó, ha sido durante el último siglo y medio cuando se desarrolló y empezaron a aparecer diferentes movimientos y estilos pictóricos. El siglo XX en especial fue muy fructífero tanto en estos estilos como en sus artistas, surgiendo un montón de pintores que daban su propia visión del mundo a través de sus especiales, originales y desinhibidas obras de arte.

Podría nombrar algunos de estos movimientos, en los que la verdad no soy muy ducho, porque realmente la pintura es una disciplina que se me resiste un poco; pero aún así, la memoria me da para algunos. Cubismo, expresionismo, realismo, surrealismo, impresionismo… y cada uno de ellos con representantes que también tenían muchas diferencias entre sí. De hecho, siempre he alucinado con los entendidos que reconocían cada obra y su pintor al instante, me parece realmente una habilidad que seguramente requiere mucho esfuerzo y muchas horas de estudio. Yo no tengo ni la paciencia ni la virtud, aunque bien que me gustaría.

No voy a negarlo: lo que más me atrae de la pintura del siglo XX, son sin duda las mujeres desnudas. Hay muchos pintores que piensan que los cuerpos de las mujeres son la cosa más bella que existe en la naturaleza, y conforme los prejuicios y la censura fue desapareciendo de la sociedad, empezaron a dibujar féminas desnudas de todas las formas, razas y posturas, y eso me encantó. Incluso las mujeres gruesas, la verdad es que ciertos cuadros de señoras obesas también tienen su encanto, o al menos eso es lo que me parece a mí. Sin embargo, y mucho que nos pese, hecho de menos esas pinturas milenarias, del Antiguo Egipto, Grecia y Roma, donde las pinturas eran claramente pornográficas, y donde ver gordas follando era el pan nuestro de cada día, porque… ¿sabes que los michelines eran entonces muy sexys? Pues créelo, porque era así; a nuestros ancestros les gustaba tener donde agarrar.

En nuestros días, también hubo unas pinturas de gordas que han causado furor, y es que su creador lleva más de medio siglo pintando mujeres obesas y desnudas. Ah, pero ahora fíjate, que ha resultado que Fernando Botero no pinta gordas, ¿puedes creerlo? Yo me quedé en shock, pero el pintor colombiano asegura que él no pinta en realidad mujeres con sobrepeso, sino que juega con los volúmenes extra. Y eso me lleva a pensar si, tal y como nos hemos equivocado tanto tiempo con esta percepción, no nos habremos equivocado en otras tantas corrientes pictóricas, dando por hecho lo que en realidad no era.

¿Qué tal si el cubismo de Picasso no representa lo que creemos? ¿Qué tal si el impresionismo de Van Gogh era más fama infundada que realidad? Y ni hablemos del surrealismo de Dalí, eficazmente interpretado por tantos y tantos críticos de arte (aquí verdaderamente me daría un patatús, si ahora resultara que en realidad el hombre era dado al realismo y nadie ha sido capaz de entenderlo). En fin, que cada vez tengo más claro que a veces, el arte no sólo está en el ojo del que lo crea, sino también en el del que lo ve, y no siempre coinciden en la misma apreciación. ¿De quién sería el error, del pintor y del espectador? Si el arte es un concepto libre que nace de la mente y el alma del artista, está claro que somos los otros los que no lo interpretamos bien; pero si ese mismo artista quiere llegar a los demás de alguna manera… bien, creo que también tendría que hacer un esfuerzo por su parte, ¿no?

Las piezas de arte más famosas

Como el arte es casi tan antiguo como la misma humanidad, ha habido innumerables obras de arte a lo largo de la historia, y la lista de las más famosas es algo larga. No sólo eso, también es difícil realizarla, aunque ha sido necesario, porque ¿no da eso algo de cultura general? No se puede amar el arte y no conocer algunas de sus obras más representativas, nos haría ser algo así como unos incultos intelectuales, que realmente no pega nada en estos días de información excesiva y apertura a todos los rincones del planeta.

Como se suele decir, no están todas las que son, pero sí son todas las que están; lee esta lista y aprende algunos detalles sobre algunas de estas obras artísticas que, al menos, deberíamos haber oído nombrar en alguna ocasión:

  • Mona Lisa: La obra maestra de Leonardo Da Vinci se cree que fue creada entre 1503 y 1506; esta pintura icónica es un retrato de Lisa Gherardini, la esposa de Francesco del Giocondo. Famosa por su expresión misteriosa, “Mona Lisa” se encuentra en el Museo del Louvre en París.
  • David: Esta obra maestra de la escultura renacentista creada entre 1501 y 1504 por Miguel Ángel es considerada la escultura más famosa del mundo. La asombrosa estatua representa al héroe bíblico David, encarnado como un hombre de pie y totalmente desnudo.
  • El nacimiento de Venus: Creada por el pintor italiano Sandro Botticelli entre 1482 y 1485, es sin duda una de las obras de arte más famosas y apreciadas del mundo. La pintura representa una escena de La Metamorfosis de Ovidio, en la que la diosa Venus ha emergido del mar. La pintura se exhibe en la Galería Uffizi en Florencia, Italia.
  • Venus de Milo: Creada en algún momento entre el año 130 y el 100 AC, es una de las obras más famosas de la escultura griega antigua. La escultura de mármol fue descubierta en 1820 en la isla de Melos (Milo en griego moderno) en el archipiélago de las Cícladas. La identidad de la escultura permanece desconocida. 
  • Estatua de la Libertad: Esta escultura icónica ubicada en la ciudad de Nueva York, la Estatua de la Libertad fue un regalo de amistad de la gente de Francia a los Estados Unidos. Se reconoce como un símbolo universal de la libertad y la democracia. Diseñada por el escultor francés Bartholdi y construida por el ingeniero francés Gustave Eiffel, la estatua fue colocada el 28 de octubre de 1886.
  • Guernica: Esta pintura al óleo del tamaño de un mural, podría decirse que es la obra más famosa del reconocido artista español Pablo Picasso. La pintura fue la reacción del pintor al devastador bombardeo de los nazis sobre la ciudad vasca de Guernica durante la Guerra Civil Española. La obra de arte muestra las tragedias de la guerra y el sufrimiento que causa a las personas, especialmente a los civiles inocentes.

Bienvenido al mundo del arte… si te atreves

Podemos decir que el arte es un concepto estrictamente humano, una actividad que sólo la especie humana ha sabido desarrollar, y que surgió de una parte de nuestro cerebro que ninguna otra especie tiene, o no la tiene desarrollada (mis conocimientos de biología no son tanto como para asegurar una cosa u otra). Ha sido algo innato a la historia de la humanidad, desde nuestros primeros ancestros prehistóricos, que se deleitaban pintando en cuevas, bailando danzas místicas para contentar a entes superiores, o cantando melodías en ocasiones con sonidos guturales para animar cualquier situación excepcional en sus vidas. Luego llegó la escritura, la arquitectura, el teatro y el cine… y en nuestros días hemos pasado a las artes alternativas, que no son más que coger todas las manifestaciones artísticas de toda la vida y darle un enfoque personal, y a veces extraño; pero en fin, el arte evoluciona, ¿quién dice que no?

Al principio, en todas estar formas artísticas arcaicas, cualquiera podía ser el ejecutor, puesto que no sólo eran muy sencillas, sino que el público (llamemoslo así) no era muy selectivo tampoco. Después, conforme se fueron estudiando y tecnificándose, llenándose de reglas y etiquetas, las artes empezaron a ser privilegios de unos pocos, lo denominados “artistas“, que han pasado de ser por aquellos entonces personas importantes y casi divinizadas, a ser los extravagantes de nuestra sociedad; como quién dice, de un extremo a otro, aunque por otro lado parece que eso va asociado a su condición, en unas y otras épocas. Algo que no es nuevo, en realidad.

Pueden gustarte varias disciplinas, puede que se te dé bien alguna, puedes no entender otras… pero definitivamente a todo el mundo le gusta al menos una expresión de arte. Para ello, quiero decir, para que te guste, no tienes por que ser un artista, gracias al cielo; basta con disfrutarla para empezar, y después seguirla más o menos como nos parezca. Si queremos especializarnos, o sentimos pasión por ella, o por varias, eso ya es la elección de unos pocos, que no sólo tiene que sentir esa vocación sino bastante suerte, la verdad. Y es que la vida de los artistas, en general, no es tan fácil como pensamos.

Pero como yo siempre digo, es importante conocer algo para amarlo, o al menos, sentir por ello algo más que un interés pasajero. Sin embargo, como no se puede ser maestro en todo y tener conocimiento de cualquier tipo de arte, es por lo que creo que te será útil este blog: no saldrás de tus visitas aquí siendo un experto en arte, ni siquiera un artista, pero conocerás datos curiosos que puede que llamen tu interés, alimenten tu lado creativo, y te convierta en la envidia de tus conocidos por tener estos conocimientos tan originales. ¿Te apuntas a esta aventura?