Bienvenido al mundo del arte… si te atreves

Podemos decir que el arte es un concepto estrictamente humano, una actividad que sólo la especie humana ha sabido desarrollar, y que surgió de una parte de nuestro cerebro que ninguna otra especie tiene, o no la tiene desarrollada (mis conocimientos de biología no son tanto como para asegurar una cosa u otra). Ha sido algo innato a la historia de la humanidad, desde nuestros primeros ancestros prehistóricos, que se deleitaban pintando en cuevas, bailando danzas místicas para contentar a entes superiores, o cantando melodías en ocasiones con sonidos guturales para animar cualquier situación excepcional en sus vidas. Luego llegó la escritura, la arquitectura, el teatro y el cine… y en nuestros días hemos pasado a las artes alternativas, que no son más que coger todas las manifestaciones artísticas de toda la vida y darle un enfoque personal, y a veces extraño; pero en fin, el arte evoluciona, ¿quién dice que no?

Al principio, en todas estar formas artísticas arcaicas, cualquiera podía ser el ejecutor, puesto que no sólo eran muy sencillas, sino que el público (llamemoslo así) no era muy selectivo tampoco. Después, conforme se fueron estudiando y tecnificándose, llenándose de reglas y etiquetas, las artes empezaron a ser privilegios de unos pocos, lo denominados “artistas“, que han pasado de ser por aquellos entonces personas importantes y casi divinizadas, a ser los extravagantes de nuestra sociedad; como quién dice, de un extremo a otro, aunque por otro lado parece que eso va asociado a su condición, en unas y otras épocas. Algo que no es nuevo, en realidad.

Pueden gustarte varias disciplinas, puede que se te dé bien alguna, puedes no entender otras… pero definitivamente a todo el mundo le gusta al menos una expresión de arte. Para ello, quiero decir, para que te guste, no tienes por que ser un artista, gracias al cielo; basta con disfrutarla para empezar, y después seguirla más o menos como nos parezca. Si queremos especializarnos, o sentimos pasión por ella, o por varias, eso ya es la elección de unos pocos, que no sólo tiene que sentir esa vocación sino bastante suerte, la verdad. Y es que la vida de los artistas, en general, no es tan fácil como pensamos.

Pero como yo siempre digo, es importante conocer algo para amarlo, o al menos, sentir por ello algo más que un interés pasajero. Sin embargo, como no se puede ser maestro en todo y tener conocimiento de cualquier tipo de arte, es por lo que creo que te será útil este blog: no saldrás de tus visitas aquí siendo un experto en arte, ni siquiera un artista, pero conocerás datos curiosos que puede que llamen tu interés, alimenten tu lado creativo, y te convierta en la envidia de tus conocidos por tener estos conocimientos tan originales. ¿Te apuntas a esta aventura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *